Un fin de semana en la pulpo conf 2019

Un fin de semana en la pulpo conf 2019

Este año se ha dado una coincidencia muy peculiar. Se celebraba la primera Pulpo Conf en Vigo y yo iba a ir a mi primera meetup, desde que puedo considerarme programador, gracias a Dani, que nos propuso hacer una escapada de fin de semana a todo el equipo de Devtia. Casualidades de la vida, ambas iban a coincidir en el tiempo y allí nos plantamos, nada más acabar las vacaciones, en las tierras norteñas.

Puede parecer que no pero en coche son unas pocas horas de trayecto de Madrid a Vigo. Concretamente, y sin contar paradas, algo menos de 6 horas de camino. Salimos desde mi barrio al finalizar la jornada y nos pusimos en marcha amenizados por música rock, conversaciones sobre historia (es lo que tiene estar rodeado de expertos en la materia) y algún tip de programación.

Llegamos a la ciudad de Vigo, en tierra galegas, sobre las 20:00. Un pequeño paseo, una cerveza en una terraza y vuelta al piso para cenar, contar 3 chistes y dormir para estar a tope la mañana siguiente, que esto empezaba bastante pronto.

Ahora si, 7 de septiembre de 2019 08:40 AM y paseo de 20 minutos hasta la Sede de la Afundación, un maravilloso edificio reformado, antigua sede del ayuntamiento de Vigo, donde se celebraba la #pulpocon19. Al llegar ya había algo de cola, con mucha gente con cara de dormido aún, esperando a recoger el Welcome Pack y disponerse a desayunar. Un Welcome Pack, por cierto, bastante completito. Pegatinas, una bolsa de tela con el logo, la camiseta del evento, una pelota antiestrés, el libro La Guía del Refactor Cotidiano de Fran Iglesias (con edición especial de la Pulpo), folletos de publi / info de los patrocinadores, una mochila… Vamos, un señor Welcome Pack, aunque mi valoración no debería ser válida, al no tener experiencia previa.

En fin, una vez hechos estos trámites nos tomamos un café y un croissant en el estupendo espacio para los breaks (desayuno, parón de media mañana y comida) y nos dirigimos arriba, al auditorio donde, ahora sí, iba a empezar todo lo bueno.

Rolando Caldás (uno de los organizadores) se encargó de darnos la bienvenida, dar algunos datos del evento (211 personas!!!) y dar la primera charla, de título Mi Aplicación es un Monolito… ¡Y QUÉ!. La charla en sí no aportaba mucho, pues no dejaba de ser un vistazo a un código de Prestashop. Rolando intentó ser ameno pero entre el poco contenido que tenía el tema en sí, el madrugón y el horror de esas pocas líneas que se veían en la pantalla no pudo hacer mucho. Daba la sensación de ser algo de relleno y un calentamiento para lo que vendría después.

A las 11 subió al escenario Isabel Garrido, programadora en Letgo y experta en temas de testing. Su charla, Dobles de Acción Para Testing, fue bastante más entretenida. En mi caso, que acabo de empezar con el mundo del testing, pude sacar mucho provecho de su charla. En ella nos habló de los distintos dobles que podemos usar en testing, con ejemplos sencillos y una buena puesta en escena. Se la notó algo nerviosa al principio pero fue capaz de sacar adelante la charla y mantenernos a unos cuantos muy atentos a lo que estaba contando.

Tras esta charla hicimos el primer break. Un café para reponer pilas y vuelta al auditorio donde ahora venía una charla un poquito más densa. El encargado fue Jose Armesto, sustituto de última hora de uno de los ponentes, que nos habló sobre los famosos Kurbernetes. Su charla fue de más a menos, pero no por falta de calidad o conocimientos, si no porque la cosa se fue complicando y era mucho tema para tan poco tiempo. Yo me perdí por la mitad y ya no fui capaz de sacar nada más en claro. Pero el tema en sí era interesante, y Jose demostró ser un ponente con mucho ritmo y buen hacer.

Antes de la comida llegaba uno de los platos fuertes del día. Los chicos de CodelyTv, Javi y Rafa, subieron al escenario a revolucionar toda la movida. Su charla se titulaba Elige Tu Propia Aventura: Pasito a Pasito Driven Development y no engañaba en el título. Se curraron una “aventura” donde, cada pocos minutos, los del público votábamos hacía dónde nos dirigíamos. No teníamos que matar dragones o elegir izquierda o derecha, pero si que podíamos escoger la forma de solucionar los distintos problemas de arquitectura que se iban presentando en el código. Un código, por cierto, picado a un millón de clicks por segundo por Rafa usando todos los atajos posibles existentes y demostrando un control del PHPStorm tremendo. Mientras, Javi iba haciendo malabares para poder explicar todo lo que estaban haciendo. Una auténtica delicia de charla que se hizo corta (y a ellos también, que les quedaron un par de cosas por tratar) y en la que nos reímos y aprendimos a partes iguales.

Tras estas 4 charlas llegó la hora de la comida. Nos ofrecieron un catering bastante abundante y con uno de los mejores pulpos que recuerdo ¡Que lujazo! Tras ello fuimos a tomar un café en una terraza cerca del auditorio y nos pusimos de nuevo en marcha para las 2 últimas charlas de la jornada.

Empezó la tarde Mavi Jiménez, de Holaluz, con una interesante charla sobre cómo ha aplicado sus conocimientos de testing en su empresa (y lo que ha aprendido durante el proceso) titulada Be Smart My Test. No solo el contenido era interesante si no que Mavi supo llevar la charla con mucha simpatía y buen rollo para que la gente no se durmiese después del banquete: objetivo cumplido.

Para acabar la jornada llegaba la estrella de los ponentes, Carlos Buenosvinos, con Eventos, mensajería y otras fábulas. Carlos es el CTO de Seat actualmente y uno de los tíos que más sabe de esto en España. No defraudó, con una charla muy completa sobre gestión de eventos y arquitectura. Un colofón increíble que daba paso a la despedida y los sorteos (¡uno de ellos fue para mí!).

Tras una jornada muy intensa acabamos disfrutando de la Feria del Marisco en el puerto de Vigo para volver a casa a descansar y salir prontito por la mañana. Nuevamente unas pocas horas de viaje y llegada justo para comer.

Como resumen de la experiencia solo decir que, aunque no pueda comparar con eventos pasados, a poco que las próximas sean la mitad de buenas y divertidas (los compañeros de viaje ayudan mucho a esto) estaré más que satisfecho. Ha sido un placer, nos vemos en la próxima Pulpo Conf (o Morcilla Conf, o Cachorro Conf, o lo que toque…).