Nuestra metodología

Nuestra metodología

Entornos de nuestro desarrollo

Nada más empezar con el proyecto, el usuario dispondrá de uno, dos o más trabajadores dedicados al 100% en el desarrollo de su programa. Gracias a nuestra metodología iterativa incremental dispondremos en poco tiempo de algunas partes del primer módulo que serán testadas y que se van a poder empezar a utilizar relativamente pronto. Necesitaremos mucha interacción y recibir un feedback continuo.

Esquema desarrollo

El equipo DEVTIA trabaja en tres entornos de los cuales dos son visibles para el cliente:

  1. El entorno de desarrollo (development): solo es accesible para nuestro equipo y es donde tiene lugar la parte más complicada del proyecto. En él empezará a tomar forma el programa a través del desarrollo de código y complicados procesos.
  2. El entorno de preproducción (staging): en él se cargarán las funcionalidades del programa que hemos creado en el entorno de desarrollo, para ver que funcionan de manera correcta. En este entorno, accesible para el cliente, se podrán empezar a probar funcionalidades del software y a testarlas. Cuando dé el visto bueno a alguna de las funcionalidades del entorno de preproducción, se “subirán” al de producción.
  3. El entorno de producción (production): Es el definitivo, en el que se incluirán las funcionalidades que el cliente ha aprobado anteriormente en el entorno de preproducción.

El entorno de preproducción es el que toma una importancia mayor en este momento. En él, la colaboración del cliente se hace vital ya que, aunque ponemos todo nuestro empeño y dedicación en no cometer errores, alguno acaba apareciendo. Testar, validar y aprobar funcionalidades en este entorno, hará que el software funcione de la mejor manera posible.

En cuanto tengamos una parte funcional del proyecto finalizada lo pondremos en producción para que tanto el cliente como los empleados de la empresa empiecen y aprendan a usarlo. El paso a la producción es la verdadera prueba de fuego donde se verá si el producto funciona correctamente y si cumple las expectativas que el futuro usuario tenía en mente. Aunque el programa no esté finalizado, pretendemos que se utilice desde las fases más tempranas.